Asma Bronquial, Remedio

El asma bronquial es una enfermedad que provoca que las vías respiratorias se inflamen, se estrechen o cierren. Esto hace que se presenten sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos.

CAUSAS

El asma es causada por una inflamación (hinchazón) de las vías respiratorias. Cuando se presenta un ataque de asma, los músculos que rodean las vías respiratorias se tensionan y su revestimiento se inflama. Esto reduce la cantidad de aire que puede pasar por estas. En las personas con vías respiratorias sensibles, los síntomas de asma pueden desencadenarse por la inhalación de sustancias llamadas alérgenos o desencadenantes.

Los desencadenantes comunes del asma incluyen:

  • Animales (pelaje de mascotas)
  • Ácaros del polvo
  • Cambios en el clima (con mayor frecuencia clima frío)
  • Aire contaminado/ humo de tabaco
  • Ejercicio
  • Infecciones respiratorias, como el resfriado común
  • Emociones fuertes (estrés)

SÍNTOMAS

La mayoría de las personas con asma tienen ataques separados por períodos asintomáticos. Algunas personas tienen dificultad prolongada para respirar con episodios de aumento de la falta de aliento. Las sibilancias o una tos puede ser el síntoma principal.

Los ataques de asma pueden durar de minutos a días. Se pueden volver peligrosos si se restringe el flujo de aire de manera importante.

Los síntomas del asma incluyen:

  • Tos con o sin producción de esputo (flema)
  • Retracción o tiraje de la piel entre las costillas al respirar
  • Dificultad para respirar que empeora con el ejercicio o la actividad
  • Sibilancias
  • Patrón de respiración anormal
  • Paro respiratorio transitorio
  • Dolor torácico
  • Opresión en el pecho
  • Falta de aire

PREVENCIÓN

El asma, como enfermedad, no se puede prevenir. Pero lo que sí es real es que, además de controlarla, en mayor o menor medida se pueden prevenir las crisis asmáticas. Y ello se logra por tres vías:

  • Conocer la enfermedad
  • Aprender a vivir con ella
  • Cumplir con el tratamiento
  • Evitar el estrés, así como tranquilizar al paciente

RECOMENDACIÓN

Se recomienda el uso de Nigasor el cual sirve para el tratamiento del catarro, gripe, BRONQUITIS, en problemas de amigdalitis y fiebres eruptivas. 15 a 20 gotas 3 veces al día antes de cada comida, disolviéndolas en un vaso de agua.

Eriksor

es un auxiliar en el tratamiento de la disminución de la capacidad defensiva del organismo, como preventivo en infecciones generales. 15 a 20 gotas 3 veces al día antes de cada comida, disolviéndolas en un vaso de agua.

Leave a Reply

Your email address will not be published.